Inscribirme en Figurella fue uno de los mejores obsequios que me he hecho a mí misma.
Llegado un momento empecé a ver que la báscula marcaba números que se acercaban peligrosamente a las 200 libras, entonces decidí tomar acciones para remediar esto.Recordé haber visto en un programa de tv un reportaje sobre Figurella y empecé a investigar en el internet y llamé y pedí una cita de evaluación. Curiosamente están ubicados a una calle de mi casa, con lo cual no lo dudé!, Decidí desarrollar ahí mi proyecto de rebajar a un peso saludable, por salud, por estética, por comodidad y por un programa de mejoramiento integral que he estado llevando a cabo en mi persona. En el transcurso de los 5 meses que llevo en este lugar he comprobado que mi decisión fue acertada. Encontré un ambiente ameno, positivo y de profesionalismo. Un sistema natural que funciona eficientemente, puedo decirlo después de haber perdido 80 cm de grasa y 30 libras. Sigo programando mis metas cada día que vengo y he tomado conciencia en la forma de elegir los alimentos que voy a ingerir. Recibo asesoría en mi programa físico y en mi programa de nutrición. Y por si fuera poco tengo a estas chicas maravillosas que son una especie de coachs, siempre animándonos, siempre estimulándonos y abiertas a ayudarnos con el alcance de nuestras metas; con una sonrisa en el rostro nos reciben, nos atienden y nos despiden religiosamente en cada sesión. Pienso que combinado con la decisión, la disciplina y el compromiso toda mujer que emprenda un proyecto parecido al mío tiene garantizado en Figurella el alcanzar la meta física que se proponga. Este método funciona, yo lo he comprobado.